Back to news

El proyecto de Axon AI: Lo que nos depara el futuro

Publicado el

La inteligencia artificial (IA) es una cuestión importante para la tecnología y tiene la capacidad de repercutir de forma significativa en los cuerpos de seguridad. Algunos titulares recientes destacan las oportunidades que nos brinda y los riesgos que conlleva. Nos gustaría mostrarle la hoja de ruta de Axon para el campo de la inteligencia artificial y los pasos que damos para implementar esta tecnología de forma responsable.

Pensamientos en voz alta

Nuestro papel en el ámbito de los cuerpos de seguridad está basado en la innovación. Siempre anticipamos el futuro. Antes de que se comenzase a trabajar en IA, Axon llevaba años preguntándose cómo podría repercutir la IA en los clientes. En entrevistas anteriores y en nuestros comunicados, siempre hemos barajado muchas hipótesis en cuanto a la forma en la que se podría aplicar la IA al ámbito de los cuerpos de seguridad. Algunas personas, entre las que se encuentran tanto clientes como público en general, nos han hecho muchas preguntas sobre el reconocimiento facial y el ejercicio predictivo de las labores de los agentes, ya que la sociedad al completo no había reflexionado sobre el tema. Esto no significa que hayamos desarrollado ni vayamos a desarrollar ninguno de estos temas.

De la hipótesis a la realidad

Tras la adquisición en febrero de dos equipos de investigación sobre aprendizaje automático, Dextro y Misfit, Axon por primera vez tiene la capacidad de desarrollar IA de primera categoría, y se posiciona de forma muy positiva para poder orientar el uso de la IA hacia el bienestar público. Esta responsabilidad no puede tomarse a la ligera. El equipo ha convertido la especulación general en una hoja de ruta real y centrada en resolver los problemas relacionados con la seguridad pública.

Ahora que ya nos hemos puesto en marcha de forma oficial, queremos romper de forma clara con las especulaciones previas sobre la IA y centrarnos en la nueva hoja de ruta marcada por los equipos de Dextro y Misfit: una hoja de ruta cuyo objetivo es eliminar el papeleo y automatizar los flujos de trabajo más laboriosos de la parte administrativa como, por ejemplo, la redacción.

Desde su formación en febrero, el equipo se ha centrado en redefinir nuestra visión y nuestras directrices éticas para prepararnos para el viaje que vamos a emprender. Conocemos la complejidad y las susceptibilidades que rodean el ámbito de la tecnología en su aplicación en los cuerpos de seguridad, y nos comprometemos a actuar correctamente. Nos tomamos la privacidad muy en serio y por esa razón nunca comercializaríamos un producto para los agentes de los cuerpos de seguridad o los ciudadanos que genere ningún tipo de dudas sobre la privacidad que no se hayan resuelto. Con ese propósito estamos terminando de estructurar un Consejo de Ética sobre IA público y completamente independiente para que nos oriente. En las próximas semanas comunicaremos los nombres de las personas que formarán parte del Consejo, entre los que se encontrarán reconocidos ideólogos sobre derechos civiles, privacidad de datos, ética relacionada con la IA y ciudadanos. En adelante trabajaremos con ellos para definir una serie de principios rectores en relación con la IA y publicaremos los resultados.

El foco: flujos de trabajo en lugar de decisiones

Incluso antes de poder reunir al consejo y definir esos principios rectores, nos hemos comprometido a agilizar los flujos de trabajo laboriosos y a dejar la toma de decisiones en manos de los agentes y de los cuerpos de seguridad. Como parte del flujo de trabajo que queremos abordar se encuentra la agilización de la revisión de las imágenes por parte de los supervisores Una de las decisiones que quedan fuera de nuestro alcance es, por ejemplo, prever los actos delictivos.

Teniendo esto en cuenta, nos estamos centrando en una novedosa iniciativa relacionada con la IA para abordar uno de los desafíos más importantes a los que se enfrentan los cuerpos de seguridad: queremos eliminar el papeleo que ha de llevarse a cabo sobre el terreno para triplicar la cantidad de tiempo que los agentes pasan trabajando para la comunidad. Para conseguirlo nuestros investigadores van a centrar sus esfuerzos en estas tres áreas:

  1. Redacción automática que agilice el proceso que conlleva compartir las imágenes de forma pública mientras se protege la privacidad de los ciudadanos que aparecen en el vídeo.
  2. Transcripción automática que elimine las notas que se toman con la cabeza agachada y a mano, de forma que los agentes puedan empatizar e implicarse con la comunidad.
  3. Generación de informes automática que cumplimente los registros sobre los hechos directamente desde el vídeo y el audio, de forma que los agentes puedan emplear su tiempo en ayudar a la comunidad.

Nos hemos centrado en la automatización de las tareas que más tiempo les quitan a los agentes de los cuerpos de seguridad. Axon no aspira a llegar a un mundo en el que los agentes sean robots. De hecho, nuestra perspectiva es la contraria: si eliminamos la carga que suponen las notas escritas a mano y las interminables horas de trabajo frente a un ordenador para digitalizarlas, los agentes podrán estar presentes, establecer relaciones y llegar a ser más humanos. Queremos que nuestra tecnología facilite las interacciones personales para poder contribuir con ello a construir comunidades más seguras y más sólidas.

Rick Smith
director general (CEO) y fundador de Axon